Saltar al contenido
TeInfusion.net

Ajo y sus propiedades

ajo

Conocido en el mundo científico como Allium sativum, el ajo lleva cultivándose desde hace más de 7000 años y es por ello todo un básico en la cocina casi a nivel internacional. Pertenece a la familia de las liliáceas, de la que también forman parte otras especies muy utilizadas en cocina como la cebolla, el cebollino o el puerro.

Se cree que sus orígenes tuvieron lugar en los países de Asia Central y que, desde ahí, llegó a las civilizaciones grecorromanas, donde se ha utilizado desde tiempos inmemoriales. De hecho, fue durante el predominio del Imperio Romano cuando el ajo empezó a ser cultivado y a formar parte de las dietas comunes. Fueron también los romanos quienes comenzaron a averiguar sobre las propiedades medicinales del ajo y, a partir de ahí, dejaron de utilizarlo solo como condimento de cocina.

ajos sueltos

Propiedades del ajo

Las propiedades medicinales y curativas nos proporcionan una serie de beneficios muy interesantes con los que mejorar nuestro organismo:

  • Antiséptico
  • Vigorizante
  • Energético
  • Diurético
  • Antifúngico
  • Antiviral
  • Bactericida
  • Anticancerígeno
  • Adelgazante
  • Digestivo
  • Antioxidante
  • Antibiótico
  • Desinfectante
  • Antiacné

La planta del ajo y sus partes

El Allium sativum es una planta perenne que se cultiva anualmente con la intención de obtener sus bulbos, que es lo que todos conocemos como ajo, que utilizamos para condimentar nuestras comidas y de donde se obtienen sus propiedades medicinales. Sus raíces suelen alcanzar longitudes de más de 50 centímetros y cada cabeza de bulbos suele contener entre 6 y 12 dientes envueltos en una capa blanca.

Para su cultivo, el ajo suele pedir suelos algo arcillosos que tengan buen drenaje y estén suficientemente húmedos. Hay que regarlos permanentemente hasta su tiempo de cosecha, que generalmente es en el mes de agosto. Por tanto, desde que se siembra hasta que se recolecta, el ajo tarda unos ocho meses en completar su ciclo.

planta de ajo

¿Para qué sirve el ajo? Usos y beneficios para la salud

Si bien como condimento aporta un sabor excelente a nuestras comidas y podemos añadirlo en infinidad de ellas, las propiedades del ajo van más allá de servir únicamente para darle un toque diferente a nuestros menús diarios. Las civilizaciones antiguas lo sabían y lo utilizaban no solo porque les otorgaba un sabor exquisito, sino por lo muy beneficioso que podía ser para su salud. Ahora vosotros también podréis hacerlo por doble motivo. Estos son los usos para los que el ajo ha demostrado ser más eficaz:

Uso del ajo para prevenir enfermedades

Los radicales libres, como por ejemplo la contaminación, son los principales responsables de que nuestro cuerpo envejezca de forma prematura, contra lo cual pueden luchar las propiedades antioxidantes del ajo. En este sentido, varios estudios han demostrado que la ingesta de ajo contribuye a aumentar las enzimas antioxidantes que tenemos en nuestro organismo.

Estas propiedades también son muy beneficiosas para disminuir el riesgo de sufrir enfermedades como el Alzheimer, la demencia u otras enfermedades relacionadas con daños cerebrales.

Uso del ajo como antibiótico natural

Se conoce que los principios que contienen los ajos impiden que las bacterias campen por nuestro organismo y, por tanto, impiden que tengan lugar las intoxicaciones o infecciones que estas causan. De hecho, trastornos estomacales como la diarrea, infecciones urinarias, la tuberculosis o enfermedades causadas por intoxicaciones como la salmonelosis pueden tratarse eficazmente mediante el ajo.

En cuanto a su propiedad antifúngica, aparte de tener poderes para destruir algunos tipos de levadura, también contribuye a la creación de interferón, una sustancia que produce nuestro cuerpo para luchar contra los virus.

Lindens Súper ajo 6000 mg en cápsulas de gran resistencia | 365 Paquete | Extracto de ajo inodoro...
  • LAS CÁPSULAS DE GRAN RESISTENCIA DE LINDENS SON 6 VECES MÁS POTENTES QUE LOS SUPLEMENTOS DE AJO...
  • EXTRACTO DE AJO SIN OLOR EQUIVALENTE A 6000 MG DE AJO FRESCO - estas cápsulas de Lindens son...
  • CONTIENE 4200 MCG DE ALICINA, QUE ES EL PRINCIPAL COMPONENTE BIOLÓGICAMENTE ACTIVO DEL AJO - la...

Uso del ajo para el resfriado

En procesos de catarro o gripe en los que nos sentimos sin energías y no paramos de toser o de no poder respirar, optar por tomar ajo constituye una de las mejores soluciones para empezar a sentirnos mejor. Por su contenido en compuestos que incluyen azufre, el ajo es muy beneficioso para enfermedades que tienen lugar en el aparato respiratorio como la bronquitis o la faringitis. Aparte de, como ya habíamos dicho, también para enfermedades digestivas o urinarias.

En lo que respecta a la tos, el ajo es conocido por tener funciones de expectorante, por lo que ingerirlo cuando estamos constipados y en aquellos momentos en los que nuestra tos no parece querer pararse es una muy buena opción.

Uso del ajo para luchar contra el acné

Tanto de forma interna como de forma externa, el ajo se suele utilizar para luchar contra el acné debido a sus propiedades antibióticas que consiguen que los granitos no se infecten. Es por eso que, desde tiempos antiguos, el ajo se ha utilizado para curar infecciones de la piel o para evitar que las heridas se infecten.

Además, al tener propiedades diuréticas, también conseguimos que nuestro organismo esté limpio de las impurezas que pueden llegar a causar el acné.

Uso del ajo para depurar nuestro organismo

Otra de las propiedades por las que el ajo es muy conocido es por su poder diurético. Esto quiere decir que favorece la eliminación de líquidos que se almacenan en nuestro organismo y también la eliminación de restos de sodio por la orina. Así, aumentando la eliminación de sodio y de agua es como se consigue el efecto diurético del ajo.

Además, el ajo ayuda a combatir tanto los gases como el estreñimiento, dos problemas muy comunes a la hora de realizar dietas de adelgazamiento que nos impiden, por tanto, conseguir nuestro objetivo. No obstante, podemos ayudar a que esto desaparezca tomando ajo que además limpiará nuestro colon, eliminará líquidos y acelerará nuestro metabolismo.

Ajo Negro Vegavero 3500 mg | Vegano | Sin Estearato de Magnesio | Hipertensión + Colesterol +...
  • EL PRODUCTO: Suplemento natural de extracto de ajo negro. Rico en proteínas, vitaminas y...
  • 🏅 ¿POR QUÉ ELEGIRNOS?: Nuestro extracto tiene una relación 10:1. Esto significa que una...
  • 🌿 UNA AYUDA NATURAL: El ajo negro provee un efecto antioxidante 10 veces mayor que el del...

Uso del ajo para mejorar la circulación

Gracias a sus poderes hipotensores, vasodilatadores, los ya citados antioxidantes y también sus poderes para reducir el colesterol, el ajo es uno de los mejores ingredientes que podemos incluir en nuestra alimentación para favorecer una buena circulación. De este modo se consigue que llegue mejor el oxígeno a las células y que las toxinas desaparezcan de nuestro organismo.

Así mismo, componentes como la aliína y el ajoeno consiguen que se fluidifique la circulación sanguínea y luchar, así, contra todo tipo de enfermedades circulatorias (arteriosclerosis, hipertensión, hemorroides…). También se dice que dos dientes de ajo al día aumentan el colesterol bueno y hacen que se reduzca el malo.

¿Cómo tomar ajo? Los mejores remedios caseros

Lo cierto es que el ajo es uno de esos alimentos que, consumidos en crudo, ya nos aporta un buen puñado de todos los beneficios que podemos obtener de él. No obstante, como ocurre con casi todos los alimentos con propiedades medicinales, hay todavía más maneras de utilizar el ajo en nuestro beneficio mediante remedios que podemos elaborar en casa. Estos son algunos de los remedios caseros con ajo más eficaces:

ajo infusión

Infusión de ajo

Diurética, para perder peso, como antibiótico o incluso para mejorar nuestra salud cardíaca. Esta infusión de ajo combinado con otros alimentos nos va a reportar beneficios realmente efectivos para nuestra salud y su preparación es la mar de fácil.

Solo necesitamos un diente de ajo, un vaso de agua, un poquito de jengibre rallado (3 gramos), una cucharada de zumo de limón (equivalente a 15 mililitros aproximadamente) y 25 gramos de miel (una cucharada). Cuando tengamos estos ingredientes, ponemos primero a hervir el vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, añadimos el jengibre rallado y el ajo picado. Mantenemos en el fuego todo durante 15 o 20 minutos y, cuando haya transcurrido el tiempo, apagamos el fuego para dejar reposar la infusión durante diez minutos.

Cuando esté todo únicamente tenemos que añadir el zumo del limón una vez hayamos colado el contenido, la cucharada de miel… ¡Y listo! Tomar esto cada día por la mañana en ayunas ayudará a que nuestro organismo se sienta mejor.

Diealles Acero Inoxidable Prensa de Ajo Mincer Ajo Peeler Jengibre Press Ginger Press Con un Asidero...
  • FÁCIL DE LIMPIAR - Sacar la taza extraíble de la prensa de ajo,ponlo bajo agua caliente para...
  • ALTA CALIDAD - Es hecha de acero inoxidable,así que duraría mucho tiempo sin causar oxidación
  • FÁCIL Y CONVENIENTE PARA USAR - Sólo se necesitan dos pasos:Poner el ajo en la taza,luego...

Jarabe de ajo

Como os habíamos contado, el ajo resulta muy efectivo para ingerirlo en momentos en los que estamos acatarrados y no dejamos de toser debido a sus propiedades antibióticas y antitusivas. La mejor manera de hacerlo no es otra que mediante un jarabe cuya preparación es muy sencilla.

Para llevarlo a cabo necesitamos un ajo cocido, tres cucharadas de miel y otras tres de aceite de oliva. Una vez las tengamos, molemos el ajo que tiene que estar cocido, y lo mezclamos con la miel. Una vez lo hayamos mezclado, añadimos el aceite de oliva y ese es el jarabe que deberemos ir ingiriendo para notar cómo la tos se va desvaneciendo. Eso sí, es muy importante recordar que no hay que cocinar el ajo a más de 60 grados porque así perdería todas sus beneficiosas propiedades.

Otras plantas medicinales que no puedes perderte

Contraindicaciones del ajo

  • No se recomienda ingerir ajo si se toman medicamentos para los problemas circulatorios, pues puede potenciar el efecto anticoagulante y producir sangrados y hemorragias.
  • Los pacientes con hipertensión no deberían abusar de la toma de ajo.
  • El ajo puede frenar o potenciar los efectos de medicamentos para el corazón, de anticonceptivos, de pastillas retrovirales, de corticoides o de medicamentos para reducir el colesterol.
  • Los preparados medicinales del ajo no son adecuados para mujeres embarazadas o en periodos de lactancia.
  • Ante estómagos delicados no se recomienda tomar ajo.
  • El ajo en uso externo puede provocar irritaciones o dermatitis.
Ajo y sus propiedades
5 (100%) 1 vote