Saltar al contenido
TeInfusion.net

Diente de león y sus propiedades

diente de león

En latín, taraxacum officinale, al diente de león se le conoce también como achicoria amarga y es una planta que pertenece a la familia de las asteráceas. Comúnmente se la conoce como mala hierba y, aunque es posible que no se sepa a ciencia cierta, se dice que el diente de león procede de la zona de Europa, pero hoy en día ya lo podemos encontrar en cualquier continente.

En lo que respecta a los orígenes de esta achicoria amarga no se han encontrado informaciones certeras acerca de ella que daten de antes de la Edad Media, por lo que se entiende que fue un fenómeno que proliferó a partir de entonces y fue ahí cuando las culturas se empezaron a hacer eco de sus propiedades medicinales y diuréticas.

hojas de diente de león

Propiedades del diente de león

Las propiedades medicinales y curativas del diente de león son tan diversas que se convierte en un gran apoyo en el día a día de las personas, destacando por proporcionar funciones:

  • Laxante
  • Cicatrizante
  • Colagoga
  • Diurética
  • Depurativa
  • Hepatoprotectora
  • Antirreumática
  • Antibiliosa
  • Tónica

La planta del diente de león y sus partes

De hojas lanceoladas y con aproximadamente unos cuarenta centímetros de altura, el diente de león es una planta perenne con unas flores hermafroditas de color amarillo brillante que aparecen en verano y que hacen de ella una planta fácilmente identificable. Todavía lo es más por la existencia de esa ligera bola formada por semillas de vilano que, con el viento o soplando nosotros mismos, se desprenden rápidamente.

Actualmente, aunque como señalábamos es una planta que se cree de procedencia europea (aunque algunos estudios la sitúan en Asia), se ha extendido por varios continentes y la podemos encontrar en prados, caminos y pastizales. Es por eso por lo que los jardineros y trabajadores de la tierra la conocen con el nombre de mala hierba.

planta de diente de león

¿Para qué sirve el diente de león? Usos y beneficios para la salud

Casi todo el diente de león en su totalidad, desde hojas hasta raíces y flores, se conoce que proporcionan muchos beneficios para la salud. Y es que aparte de para añadirlas en ensaladas, algún que otro plato de cocina más o incluso para decorar, el diente de león posee unas cualidades que la hacen merecedora de mucho más que conocerla como esa planta a la que poder soplar y ver cómo sus finas hebras blancas salen volando.

Uso del diente de león para luchar contra el envejecimiento

Debido a la gran cantidad de antioxidantes que contiene, el diente de león o achicoria amarga (u otros muchos nombres más) proporciona ayuda para que podamos luchar contra el envejecimiento de la piel reduciendo las líneas finas, las manchas y las arrugas que aparecen para situarse molestamente en las comisuras de los labios o en los extremos de los ojos.

Además nutre la piel y ayuda a que esta quede tonificada con mejor aspecto, lúcida, brillante y sin ningún resto de flacidez.

Uso del diente de león para reducir los niveles de azúcar en sangre

Algunos estudios han encontrado en el diente de león componentes que lo hacen útil y eficaz para regular los niveles de azúcar y estimular la producción de insulina en el páncreas. Además, igual que ocurría con la ictericia, al ser diurético y facilitar la expulsión de orina, el diente de león hace posible que los excesos de azúcar desaparezcan de esta manera.

Uso del diente de león para mejorar la digestión

Uno de los principales poderes que posee el diente de león, y que pueden resultar tanto una bendición como una desgracia, es el de contener propiedades laxantes suaves y, a su vez, suprimir la sensación de hambre. Es por eso que favorece la digestión y ayuda a que la flora intestinal se asiente y equilibre.

La fibra que contiene el diente de león, lo que lo hace muy diurético, contribuye a que el intestino realice sus movimientos de manera que la digestión sea reposada y se prevengan posibles problemas de estreñimiento o incluso de diarrea.

Rebajas
Suplemento Hígado: Detox + Colesterol | Alcachofa + Cúrcuma + Diente de León + Achicoria + Colina...
  • EL PRODUCTO: Suplemento natural para mejorar la salud del hígado y reducir el colesterol....
  • 🏅 ¿POR QUÉ ELEGIRNOS?: Combinamos extractos de las partes más ricas en ingredientes...
  • 🌿 UNA AYUDA NATURAL: La combinación de los cinco elementos da lugar a un producto que...
Rebajas
DETOX Diurético Natural Líquido Depurativo Hígado Drenante Elimina Toxinas Adelgazante...
  • DEPURATIVO, DESINTOXICA TU ORGANISMO Y MEJORA TU DIGESTION. La óptima combinación de Hierbas...
  • IDEAL PARA LA PERDIDA DE PESO, POTENTE DRENANTE, DIURETICO Y ANTIOXIDANTE. Ingredientes como el...
  • POTENTE Y DE RAPIDA ASIMILACION, al venir preparado en jarabe diluible el Suplemento Alimenticio...

Uso del diente de león para el tratamiento de la ictericia

La ictericia, enfermedad causada en el hígado debido a un exceso de producción de bilis, provoca que nuestra piel y nuestros ojos tomen un aspecto amarillento, muy poco saludable, y que esto afecte negativamente al correcto funcionamiento de nuestro metabolismo. Para combatirla hay que contener la producción de bilis y para ello la achicoria amarga resulta una poderosa luchadora.

Primero, porque regula la producción de la bilis y segundo porque, al ser diurética, ayuda a que esta sea eliminada mediante la orina. Además al ser desinfectante y antioxidante gracias a componentes como la vitamina C y la luteolina, el diente de león lucha contra las infecciones virales y ayuda a que los niveles de energía aumenten.

Uso del diente de león para tratar varias enfermedades de la piel

Dentro del tallo del diente de león existe una savia de textura lechosa que es altamente alcalina y germicida, por lo que esta naturaleza fungicida la hace muy funcional en lo relacionado con luchar contra los microbios que causan diversas infecciones.

Sobre todo, parece ser muy interesante su uso para tratar trastornos cutáneos como el acné, la dermatitis, los sarpullidos, los eczemas o incluso las verrugas sin los efectos secundarios que podrían provocar otro tipo de tratamientos más agresivos con la piel.

¿Cómo tomar diente de león? Los mejores remedios caseros

Lo de “mala hierba nunca muere” resultaría toda una ventaja si hablamos del diente de león, pues ya hemos visto algunos de sus usos medicinales que hacen de ella una planta a tener muy en cuenta. Ahora bien, si queremos usarla de otra manera que no sea como un ingrediente más de la ensalada o como otro condimento culinario que se nos pueda ocurrir, toca seguir leyendo. Estos son los remedios caseros más eficaces a día de hoy:

infusión de diente de león

Infusión de diente de león

Si bien una infusión de diente de león puede ser útil para ayudar en muchos de los usos descritos anteriormente, en este caso esta va dirigida especialmente al uso del diente de león en tratamientos de hígado, pues usa las raíces que es la parte de la que más nutrientes se pueden extraer para este fin en concreto.

Únicamente hay que hervir cien gramos de raíces de diente de león en un litro y medio de agua y tomar tres vasos de ese brebaje al día para mejorar el estado de nuestro hígado y, a su vez, gozar también de las propiedades diuréticas de la planta para expulsar todas las toxinas que nuestro organismo no necesita en su interior.

Té de raíz de diente de león – Té orgánico, con vitaminas - 5 paq. (100 bolsas de 2 grs) -...
  • Rico en vitaminas A, C y D, vitaminas del complejo B y minerales como hierro, potasio y cinc para...
  • Ayuda en la desintoxicación de los riñones y el hígado y la promoción de la digestión sana, a...
  • Se ofrece de forma cruda, no asada, para mejorar la biodisponibilidad de minerales y vitaminas...

Aceite de diente de león

Cinco hojas frescas de diente de león y seis cucharadas del nutritivo aceite de almendras son suficientes para que esta planta ayude en uno de los cometidos en los que ha resultado ser más eficiente: mejorando el aspecto de la piel.

Es muy importante lavar y picar bien las hojas para empezar a preparar esta mezcla que después se añadirá en un cazo junto a las seis cucharadas de aceite de almendras. Coceremos estos contenidos a fuego lento y lo dejaremos hervir durante diez minutos, que será cuando apaguemos el fuego para dejar reposar la mezcla durante una hora. Después, basta con aplicarlo en el rostro durante cinco minutos y aclararlo después con abundante agua tibia.

Vino de diente de león

Aunque puede resultar chocante a priori añadir la palabra vino a un uso medicinal casero, ¿cuántas veces nos han dicho que el vino es mucho más sano de lo que creemos si se toma con moderación? Y en nuestro caso todavía más, pues realmente es un vino sin alcohol, aunque sí hay algunos remedios que utilizan el diente de león con vino que sí lleva alcohol.

Esta solución, muy óptima para tomar a diario y gozar de todas las virtudes de la planta, contiene un puñado de flores de diente de león, dos litros de agua, 15 ml. de raíz de jengibre machacada, la piel de un limón y de una naranja, 700 gramos de azúcar, el zumo de un limón y diez mililitros de levadura.

Su preparación es más sencilla de lo que parece: En un cuenco con las flores añadimos el agua hirviendo y la dejamos macerar un día, removiendo de tanto en cuanto. Después pasamos ese líquido a una olla grande junto a las pieles, el jengibre y lo dejamos hervir media hora para colarlo y añadirlo al cuenco. Agregamos el limón mezclado con el azúcar, batimos todo junto a la levadura y, después de dos días fermentando, ponemos todo en una botella para dejarlo reposar durante dos meses. Después ¡los beneficios del diente de león vendrán a nosotros!

Otras plantas medicinales que no puedes perderte

Contraindicaciones del diente de león

  • No es adecuado para personas con cálculos renales o de vesícula.
  • No debe tomarse si se padece acidez estomacal.
  • Es nocivo para las embarazadas y mujeres durante la lactancia.
  • Se recomienda tener especial cuidado si se va a ingerir diente de león mientras se está bajo tratamiento de medicamentos que contengan litio y potasio.
  • La planta puede provocar irritaciones al contactar con la piel.
  • Consumir demasiado seguido el diente de león puede provocar gastritis.
Diente de león y sus propiedades
5 (100%) 1 vote