Saltar al contenido
TeInfusion.net

Infusión de jengibre

infusion de jengibre

Debido a todas las propiedades medicinales que posee el jengibre o también llamado kión o quión, es una de las especias más utilizadas para combatir diversas enfermedades y afecciones. Para ello lo habitual es tomarlo a modo de infusión con la intención de conservar su efecto saludable. Cuenta con un tallo rojizo y posee flores blanquecinas que se pueden encontrar fácilmente en muchas islas del Caribe, aunque el principal país que produce el jengibre es Jamaica. De igual modo, en otras regiones como Tailandia, Nepal, India, Nigeria, China o Filipinas también se cultiva en gran medida.

El jengibre es muy utilizado en la cocina china y japonesa, puesto que se cree que cuenta con grandes propiedades para la mejoría del ser humano en todos sus aspectos, mientras que en la cocina occidental se usa para elaborar preparados dulces como las galletas, lo cual es curioso teniendo en cuenta que el jengibre presenta un sabor picante que suele rebajarse en las infusiones con sustancias más dulzonas como la miel. Esta especia cuenta con un periodo de conservación de unos 6 meses aproximadamente, y se aconseja que no se consuma durante más de 4 o 5 días seguidos.

Su nombre proviene de la palabra indoeuropea “singavera” que traducido al castellano significa “cuerpo de cuerno”. Como dato curioso, el jengibre es una especia que se ha utilizado desde tiempos remotos. Los principales consumidores de esta sustancia fueron los romanos, aunque su ingesta se fue perdiendo a medida que se desvanecía el Imperio. Más tarde, en uno de sus viajes a Oriente, Marco Polo volvió a poner de moda esta sustancia y fue el precursor de que hoy en día se consuma bastante en la mayor parte de Europa. Esta especia siempre ha sido muy apreciada por sus cualidades medicinales y aromáticas, aunque sus principales usos terapéuticos son para combatir enfermedades gastrointestinales y afecciones respiratorias.

¿Cómo preparar una infusión de jengibre?

Ingredientes:

Pasos:

  1. Cortamos el trozo de jengibre y calculamos o pesamos 10 gramos por cada taza que vayamos a servir.
  2. Pelamos cada trozo del jengibre y los cortamos en rodajas pequeñas.
  3. Colocamos un cazo en el fuego (a temperatura media-alta) y echamos el litro de agua hasta que comience a hervir.
  4. Añadimos al cazo (sin que el agua esté hervida del todo) el jengibre ya cortado y apagamos el fuego.
  5. Tapamos el recipiente y dejamos reposar el preparado durante 8 minutos.
  6. Colamos la mezcla para que no queden trozos del tubérculo y servimos en una taza.

La infusión de jengibre se puede tomar caliente o fría, pero se recomienda que se haga de la primera forma para mantener todas sus propiedades. También se puede preparar añadiendo el jengibre rallado, esparciendo el polvo de la raíz y finalmente exprimiendo el jugo sobre la bebida. En el caso de que no guste su sabor, lo normal es endulzar la infusión con sustancias como la miel, el limón, la menta o el anís, incluso combinando algunas de ellas.

Propiedades de la infusión de jengibre

  • Digestiva.
  • Expectorante.
  • Analgésica.
  • Antibacteriana.
  • Antipirética.
  • Antivomitoria.
  • Tónica.
  • Estimulante.
  • Afrodisíaca.
  • Antiinflamatoria.
  • Energizante.
  • Adelgazante.

jengibre

¿Para qué sirve la infusión de jengibre?

  • Estimula la movilidad de los jugos gástricos para mejorar notablemente los procesos digestivos.
  • Alivia los principales síntomas del resfriado como la tos o la mucosidad, además de combatir enfermedades comunes como la gripe.
  • Previene todo tipo de enfermedades cardiovasculares.
  • Favorece el movimiento de los espermatozoides y las erecciones gracias a su propiedad afrodisíaca.
  • Ayuda a controlar las náuseas, los mareos y la fatiga, sobre todo en las mujeres que están en la época de embarazo.
  • Es eficaz para acabar con enfermedades como la otitis o la cistitis, además de para tratar cualquier tipo de infección similar.
  • Disminuye los síntomas de las migrañas, jaquecas y cefaleas.
  • Favorece la expectoración.
  • Reduce las molestias y dolores ocasionados por las ciáticas, lumbagos o reumatismos.
  • Rebaja el hinchazón abdominal y la pesadez estomacal.
  • Ayuda a expulsar los gases y a eliminar las flatulencias, sobre todo si se toma una taza después de las comidas.
  • Alivia los calambres musculares.
  • Es beneficiosa para los dolores de garganta, especialmente para enfermedades como las anginas o faringitis al tomarla haciendo gárgaras.
  • Reduce los niveles de colesterol en el organismo.
  • Favorece la producción de saliva, siendo muy recomendable para personas que padecen de sequedad bucal.
  • Limpia el hígado graso.
  • Combate la halitosis.
  • Acaba con los cuadros de diarreas severas y otros problemas intestinales parecidos.
  • Evita el estreñimiento si se toma en pequeñas dosis.
  • Ayuda a desinflamar la nariz y descongestionarla en personas que sufren de sinusitis.
  • Es útil para mejorar los dolores y molestias en las muelas y dientes.
  • Favorece el riego sanguíneo debido a su efecto vasodilatador.
  • Combate la depresión y otros cuadros médicos similares por presentar un alto contenido en capsaicina que ayuda a la producción de la conocida como hormona de la felicidad.
  • Su efecto relajante reduce el estrés.
  • Elimina el exceso de grasas en el organismo, de ahí que sea muy utilizada para adelgazar y en dietas.
  • Evita el desarrollo de los síntomas del síndrome del túnel carpiano.
  • Ayuda a elevar la masa muscular siempre que se combine con actividades físicas.

Contraindicaciones de la infusión de jengibre

  • Produce somnolencia severa en mujeres que están periodo de embarazo o en la fase de lactancia.
  • Puede reproducir cálculos biliares a quienes los hayan padecido anteriormente debido a su propiedad colagoga.
  • Causa problemas en la vesícula si se ha sufrido alguna enfermedad con anterioridad.
  • Aumenta la tensión arterial al consumir esta infusión en grandes cantidades, puesto que tiene un alto contenido en sustancias como los gingeroles y los shogaoles.
  • Ocasiona ardores de estómago si se consume en exceso.
  • Puede irritar las mucosas y generar úlceras gastrointestinales y colitis.
  • Empeora los síntomas de la enfermedad de Crohn o el colon irritable si se toma una dosis muy elevada durante un tiempo prolongado.
  • Aumenta la posibilidad de sufrir moretones o hemorragias si se combina con medicamentos anticoagulantes como la aspirina o el ibuprofeno.
  • Puede perjudicar al desarrollo de las hormonas sexuales de los fetos.

Otras infusiones espectaculares que no puedes perderte

Estas son, sin ninguna duda, algunas de las mejores infusiones que podemos recomendarte:

Infusión de jengibre
5 (100%) 3 votes