Saltar al contenido
TeInfusion.net

Infusión de menta

Infusión de menta

La menta (menta piperita) es una de las hierbas más empleadas en tisanas e infusiones por su sabor tan particular, así como por su aroma intenso y su frescor. Esta planta medicinal destaca por sus características terapéuticas, pudiendo ayudar a tratar todo tipo de afecciones que se tengan en la piel o el organismo.

La menta es propia de los países con climas más templados, por ello es fácil encontrarla en Europa, donde se consume en abundancia. De gran tradición en civilizaciones antiguas como Grecia y Roma, esta fue conocida en la Edad Media como una planta mágica gracias a todas las propiedades curativas que presentó desde el comienzo de su aprovechamiento.

¿Cómo preparar una infusión de menta?

Ingredientes:

  • Hojas de menta (5 gr por taza si es fresca y entre 1,5 y 3 gr si es seca).
  • Agua (250 ml).
  • Limón o miel (opcional).

Pasos:

  1. Primero lavaremos un poco las hojas si son frescas.
  2. Ponemos el agua a hervir y, cuando llegue a punto de ebullición, apagamos el fuego, añadimos las hojas de menta y tapamos el cazo que hayamos utilizado.
  3. Dejamos reposar 5 minutos.
  4. Colamos las hojas de menta y servimos la infusión en una taza.

En el caso de haber elegido la miel o el limón con la intención de alterar un poco el sabor y hacerla más del gusto de cada persona es importante no excederse, dado que la infusión de menta no deja de ser sabrosa de por sí.

Propiedades de la infusión de menta

  • Antioxidante.
  • Digestiva.
  • Antiinflamatoria.
  • Antifúngica.
  • Anticoagulante.
  • Expectorante.
  • Antigripal.
  • Antibacteriana.
  • Analgésica.
  • Mucolítica.
  • Descongestionante.
  • Antiséptica.

Menta

¿Para qué sirve la infusión de menta?

  • Contiene trazas de hierro, por lo que ayuda a producir glóbulos rojos.
  • Es adecuada para el aparato digestivo, así como para aliviar los gases y síntomas asociados.
  • Hace que el flujo de bilis sea más eficiente, ayudando a digerir los alimentos más rápidamente. También ayuda a relajar los músculos del tracto digestivo.
  • Contiene alcohol perílico, así que podría detener la formación o propagación del cáncer.
  • Ayuda a minimizar los síntomas del síndrome del intestino irritable.
  • Es eficaz contra las alergias estacionales por su contenido en ácido rosmarino, que es antiinflamatorio.
  • Al contener mentol ayuda a romper la flema y el moco. Y si se combina con té negro puede ayudar a aliviar los dolores de garganta.
  • Trata problemas leves de la piel como dermatitis, eccemas, erupciones, urticaria o acné.
  • Tiene otros muchos beneficios como eliminar los hongos presentes en las uñas, combatir el mal aliento, acabar con el insomnio y mejorar la circulación disminuyendo las varices.
  • Contiene fibra, potasio, timonina, fósforo, calcio, magnesio y vitaminas A, B y C.

Contraindicaciones de la infusión de menta

  • Aumenta el riesgo de ataque agudo o de provocar que se alojen cálculos en el conducto en personas con problemas de vesícula biliar. También puede dar problemas en quienes padezcan de reflujo gástrico o úlceras estomacales.
  • Aumenta el riesgo de sufrir irritación de la piel, enrojecimiento, membrana mucosa irritada, cefaleas o acidez estomacal.
  • Puede causar náuseas y heces blandas.
  • No se aconseja su consumo para personas con presión arterial alta que se estén medicando porque puede disminuir los efectos de los fármacos.
  • Riesgo de que se reduzca el flujo de leche durante el embarazo. También puede provocar aborto espontáneo por el estimulo del flujo sanguíneo uterino.

Otras infusiones espectaculares que no puedes perderte

Estas son, sin ninguna duda, algunas de las mejores infusiones que podemos recomendarte:

Infusión de menta
5 (100%) 3 votes