Saltar al contenido
TeInfusion.net

Infusión de tomillo

infusion de tomillo

En la naturaleza hay muchas plantas aromáticas que cuentan con propiedades beneficiosas para el organismo y que se pueden usar con objetivos medicinales. Una de las más conocidas y presentes es el tomillo.

Te recomendamos mucho que pruebes las infusiones de tomillo, principalmente para aliviar los síntomas de dolencias leves y comunes como, por ejemplo, las malas digestiones.

¿Cómo preparar una infusión de tomillo?

Ingredientes:

  • Hojas de tomillo (media cucharadita por taza o persona).
  • Agua (250 ml por taza o persona).

Pasos:

  1. Calentamos el agua en un cazo y lo llevamos al punto de ebullición.
  2. Al hervir añadimos el tomillo, concretamente media cucharadita por taza y apagamos el fuego.
  3. Apartamos el cazo, lo tapamos y dejamos reposar durante unos 5 minutos.
  4. Colamos el preparado para desechar las hierbas y servimos la infusión para poder degustarla.

tomillo

La infusión de tomillo puede tomarse sola o combinada con otras especies como, por ejemplo, romero, jengibre o canela. Se puede tomar fría o caliente, aunque de esta última manera es la más adecuada para proteger sus propiedades y para que no se disperse el aroma.

Además, si se desea se puede endulzar con un poco de miel, siendo lo recomendable una cucharada de postre. En cualquier caso, hay que buscar la forma de disfrutar de su sabor.

Propiedades de la infusión de tomillo

  • Analgésica.
  • Antibacteriana.
  • Antiespasmódica.
  • Antifúngica.
  • Antiinflamatoria.
  • Antioxidante.
  • Antiséptica.
  • Antitusiva.
  • Antivírica.
  • Carminativa.
  • Cicatrizante.
  • Digestiva.
  • Diurética.
  • Mucolítica.
  • Relajante.

Cómo hacer otras infusiones de tomillo

¿Para qué sirve la infusión de tomillo?

  • Ayuda a tratar el acné, eliminando las espinillas y los granos limpiando la piel. Lo ideal es hacerlo una vez al día.
  • Desinfecta y cicatriza las heridas. Para ello hay que aplicar un poco de infusión con una gasa sobre la zona afectada cada día.
  • Regenera, tonifica y reafirma la piel, ya que ayuda en la formación de la elastina y combate la sequedad.
  • Elimina los hongos de las uñas.
  • Reduce la tensión arterial.
  • Alivia los calambres musculares.
  • Fortalece el organismo.
  • Mejora la anemia, ya que es una planta rica en hierro. En este caso se recomienda tomar tres tazas de infusión de tomillo al día para contrarrestar el déficit de hierro en sangre.
  • Alivia aftas y mejora la gingivitis, la piorrea, los problemas de encías y la higiene bucodental en general. Para ello lo ideal es hacer gárgaras con la infusión de tomillo.
  • Alivia el dolor de garganta y la tos seca debido a su propiedad expectorante.
  • Es efectivo para reducir los síntomas de asma, bronquitis y laringitis por sus efectos terapéuticos y broncodilatadores.
  • Previene la formación de gases en el tracto gastrointestinal.
  • Mejora las digestiones pesadas o lentas. En este caso lo ideal es tomar una infusión de tomillo después de cada comida principal, es decir después de la comida y la cena.
  • Alivia los síntomas del catarro y la gripe.
  • Mejora las infecciones como cistitis, vaginitis, vulvitis, prostatitis o uretritis. Además de ser ideal para tratar la candidiasis.
  • Disminuye los síntomas de los cólicos menstruales y las molestias del síndrome premenstrual.
  • Elimina la mucosidad de las vías respiratorias.
  • Es beneficioso para desinflamar las zonas del cuerpo tanto de forma interna como externa.
  • Ayuda a mitigar los síntomas de problemas como artritis, reuma o contracturas musculares.
  • Actúa como repelente de insectos, protegiendo de las posibles picaduras.
  • Protege el cuero cabelludo estimulando el crecimiento del pelo y fortaleciéndolo, mejora la circulación capilar, aporta brillo, combate la alopecia y la caída ocasional del pelo. Además, controla el exceso de grasa capilar y previene y combate la caspa.
  • Alivia el estrés y los cuadros de ansiedad.

beneficios tomillo

Contraindicaciones de la infusión de tomillo

  • Provoca fuertes dolores de cabeza, malestares estomacales o diarreas si se toma en exceso, al poseer un alto contenido en timol.
  • Disminuye la frecuencia cardíaca (bradicardias), por lo que no está recomendado para personas que padezcan problemas en el corazón.
  • Puede producir mareos y vómitos en mujeres embarazadas o las que están en periodos de lactancia.
  • Irritar aún más el aparato digestivo y agrava las lesiones en personas con problemas digestivos, tales como úlcera estomacal, colon irritable, gastritis, dolor de estómago o dispepsia.
  • Agrava el estreñimiento en quienes lo padezcan por su contenido en taninos, que es astringente.
  • Produce pequeñas alteraciones en las personas que sufren hipersensibilidad.
  • Provoca reacciones cutáneas en personas que son alérgicas a las plantas de la familia de las Lamiáceas, como por ejemplo la menta.

Más información sobre las infusiones de tomillo

El tomillo es una planta perenne que, además de tener propiedades medicinales, también tiene propiedades gastronómicas, así como ornamentales.

El tomillo, cuyo nombre científico es Thymus vulgaris, es un arbusto propio de las zonas de clima templado. Concretamente es una hierba endémica de Europa, Asia y algunas zonas de África. Pertenece a la familia de las Lamiáceas (antes, Labiadas), al igual que el romero, la albahaca o la menta.

Cuando se utiliza con fines medicinales se emplean las hojas y flores de esta planta, usándose para elaborar aceites esenciales o infusiones para tomar de forma interna. Y esta última opción es la más utilizada como medicina natural para combatir diferentes afecciones.

Además de emplearse con motivos terapéuticos, el tomillo también es usado en la gastronomía de muchos países. En la cocina el tomillo se utiliza como especia para condimentar todo tipo de platos para así aportarle sabor y aroma a numerosas recetas. De esta manera el tomillo ingerido tiene grandes propiedades purificadoras para el organismo, puesto que ayuda a eliminar toxinas.

Así mismo, el tomillo es rico en minerales (como calcio, magnesio o hierro), aceites esenciales, taninos, flavonoides, fibra y vitaminas, por lo que aporta múltiples propiedades para la salud.

Un dato muy curioso sobre el tomillo es que, además de utilizarse en gastronomía y remedios medicinales para mejorar la salud, también se usa como limpiador del hogar, añadiendo esta planta al agua caliente junto con un poco de jabón.

Se deja enfriar y con un pulverizador se rocía la superficie a limpiar. Es un método eficaz pero menos conocido que los usos tradicionales. Además, también se emplea el tomillo en aceites esenciales para elaborar productos desodorantes caseros.

Infusión de tomillo
5 (100%) 4 votes