Saltar al contenido
TeInfusion.net

Infusión de espino blanco

infusion de espino blanco

Conocido también como “cerezo de pastor”, el espino blanco es un arbusto que se ha vuelto muy popular por la infusión que se prepara con esta planta. Se trata de una especie que cuenta con flores muy olorosas que suelen florecer entre los meses de marzo y junio, presentando también frutos muy carnosos y con un intenso color rojo. Principalmente son las hojas y las flores las que se utilizan en mayor medida para preparar las infusiones, debido a que son las que tienen más propiedades medicinales y terapéuticas.

Aunque el espino blanco aporta una gran cantidad de beneficios para el organismo, las mejores propiedades están relacionadas con la salud del corazón, por lo que se suele tomar esta infusión para mejorar los síntomas relacionados con las enfermedades cardiovasculares. Este arbusto se puede encontrar fácilmente en casi todo el mundo, dado que crece en buena parte de Europa, África y Asia, aunque existe una mayor concentración de espino blanco en el Himalaya.

¿Cómo preparar una infusión de espino blanco?

Ingredientes:

  • Flores de espino blanco (una cucharada sopera).
  • Hojas secas de espino blanco (una cucharada sopera).
  • Agua (un vaso).

Pasos:

  1. Mezclamos las flores y las hojas de espino blanco.
  2. Cogemos una taza y echamos la cucharada sopera con la mezcla anterior.
  3. Calentamos el agua en un recipiente hasta que hierva.
  4. Vertemos el agua hervida en la taza para mezclar con las flores y las hojas.
  5. Tapamos la taza y dejamos reposar el preparado 10 minutos.
  6. Colamos la infusión y servimos.

Las flores y las hojas deben mezclarse en la misma cuchara sopera y el peso entre ambas debe ser de 1.5 gramos aproximadamente. La infusión de espino blanco siempre debe tomarse caliente para mantener sus propiedades. Además, se aconseja que se beba a sorbos cortos para conseguir el efecto deseado y disfrutar de su agradable sabor dulzón.

Propiedades de la infusión de espino blanco

  • Sedante.
  • Cardiotónica.
  • Antiarrítmica.
  • Reguladora.
  • Cardioprotectora.
  • Vasodilatadora.
  • Diurética.
  • Astringente.
  • Mineralizante.
  • Relajante.
  • Cicatrizante

Espino blanco

¿Para qué sirve la infusión de espino blanco?

  • Ayuda a mejorar la salud del corazón, regulando el ritmo cardíaco y el bombeo de la sangre.
  • Es eficaz para acabar con las migrañas.
  • Evita padecer cuadros de ansiedad, nerviosismo y estrés al tener un efecto sedante.
  • Reduce notablemente las taquicardias y las arritmias.
  • Regula la presión arterial.
  • Disminuye los efectos de la fiebre presentándose como un antipirético natural.
  • Evita el desarrollo de enfermedades como el escorbuto, puesto que contiene altos niveles de vitamina C.
  • Favorece la mejora del bruxismo (rechinar los dientes).
  • Es beneficiosa para combatir el vértigo.
  • Elimina líquidos del cuerpo.
  • Aporta minerales y nutrientes al organismo, como la vitamina B.
  • Es muy útil para acabar con diarreas, molestias estomacales o vómitos.

Contraindicaciones de la infusión de espino blanco

  • Produce gases y flatulencias.
  • Provoca picores e irritaciones en la piel si se consume durante un tiempo prolongado.
  • Induce una somnolencia severa si se combina con otros sedantes.
  • Aumenta la hiperrtensión y el ritmo cardíaco al mezclar la infusión con medicamentos.
  • Produce escalofríos y malestar general al ingerir más dosis de la recomendada.
  • Puede provocar sequedad en la boca y en los ojos.
Infusión de espino blanco
5 (100%) 3 votes