Saltar al contenido
TeInfusion.net

Infusión de tomillo y jengibre

infusion de tomillo y jengibre

El tomillo y el jengibre siempre se han considerado plantas muy beneficiosas para el consumo por parte de las personas debido a sus propiedades. Su uso de forma independiente es muy conocido y suele servir para aportar todo tipo de remedios, sobre todo ayudando con los catarros.

Por lo tanto, era lógico imaginar que en conjunto también harían una buena pareja. Así se transforman en grandes aliados a tener en cuenta en el día a día.

De todas maneras, te recomendamos estas dos infusiones con ambos ingredientes por separado:

¿Cómo preparar una infusión de tomillo y jengibre?

Ingredientes:

  • Una cucharada grande de tomillo seco
  • Un trozo de jengibre fresco
  • Una taza de agua.
  • Zumo de limón (una cucharadita pequeña).
  • Miel de flores (una cucharadita pequeña).

Pasos:

  1. Comenzamos cortando el jengibre en trozos pequeños. También lo podemos rallar.
  2. Ponemos el agua a hervir.
  3. Cuando llegue a ebullición echamos el jengibre.
  4. Echamos todos los ingredientes (menos la miel) y los mezclamos con el agua.
  5. Dejamos hervir 3 minutos, esperamos cinco minutos y servimos.

El uso de esta infusión de tomillo y jengibre es muy saludable y aporta varios beneficios dependiendo del estado de salud en el que nos encontremos. Por ejemplo, podemos utilizarlo para luchar contra la alergia o incluso para calmar los calambres, en cuyo caso se recomienda tomar la infusión tres veces a lo largo del día durante un máximo de tres días. Las posibilidades de este tipo de infusión son enormes y por eso se puede convertir en una gran aliada para el día a día.

Propiedades de la infusión de tomillo y jengibre

  • Antiobiótica.
  • Digestiva.
  • Medicinal.
  • Antiinflamatoria.
  • Antioxidante.
  • Diurética.
  • Estimulante.
  • Hepatoprotectora.

tomillo y jengibre

¿Para qué sirve la infusión de tomillo y jengibre?

  • Es digestiva y aporta apoyo en aquellas situaciones en las que se tiene un mayor volumen de gases de lo habitual.
  • Ayuda en los procesos antiinflamatorios, especializándose sobre todo en los problemas de hígado.
  • Reducción natural del dolor que produce la menstruación en las mujeres.
  • Se convierte en una buena preparación para luchar contra resfriados e incluso para reducir los niveles de fiebre.
  • Ayuda a reducir el volumen de tos y a frenar la bronquitis.
  • Es un buen remedio en casos en los que se esté sufriendo estreñimiento.
  • Actúa de manera beneficiosa en casos de cistitis.

Contraindicaciones de la infusión de tomillo y jengibre

  • Afecta a la hipersensibilidad debido a la presencia de tomillo.
  • Puede provocar problemas a las mujeres embarazadas, por lo que se debe evitar en todo momento.
  • El exceso de tomillo es posible que derive en dolores de cabeza, lo que obliga a tener controlada la cantidad que se usa en la infusión.
  • El jengibre no actúa bien en casos en los que tengamos problemas con la coagulación de la sangre y es posible que derive en la aparición de hematomas. No se recomienda tampoco combinado con ciertos medicamentos.
  • La combinación de jengibre con un tratamiento para la diabetes no suele proporcionar buenos resultados por la interacción que produce con la misma.

Más información sobre las infusiones de tomillo con jengibre

El jengibre es muy popular en Asia, donde ha llegado a tener una presencia vital después de que históricamente fuera adoptado por Confucio como uno de sus remedios naturales más usados. Con anterioridad ya se usaba en otras culturas, como la romana y la griega.

No obstante, en estas culturas occidentales no se le proporcionaba demasiado valor y no era precisamente en lo que pensaban los ciudadanos de la época. Confucio le dio una reinvención y un mayor valor a su uso.

En la actualidad es frecuente en platos de comida asiáticos, aportando un toque muy dulce a los mismos. Es una planta de primavera y tiene flores de colores blanco y amarillo. El cultivo del jengibre tiene una especial relevancia en China, Australia, Nigeria e India.

Por su parte, el tomillo, también conocido con el nombre científico de thymus vulgaris, es una planta propia de la zona del Mediterráneo, aunque en la actualidad ha llegado a cultivarse de manera generalizada en el mundo entero.

Es muy resistente al frío y tiene un aroma especialmente intenso que proporciona un apoyo importante a las infusiones. Sus flores se pueden presentar hasta en tres colores, rosa, blanco o violeta, y se realiza su recogida a partir de la primera, pero se extiende hasta el verano.

Entre sus propiedades más destacadas, más allá del aporte que ofrece al sabor de los preparados, destaca su función de conservante, ayudando a que los alimentos duren más tiempo cuando se cocinan con tomillo.

Infusión de tomillo y jengibre
5 (100%) 2 votes