Saltar al contenido
TeInfusion.net

Miel y sus propiedades

miel

Las abejas, principalmente las domésticas, son las responsables de que obtengamos un fluido dulce y algo viscoso llamado miel. Este se consigue mediante la extracción del néctar de las flores que se prestan a ello y son las abejas las que recogen estas sustancias, las transforman con segregaciones propias y después las depositan, deshidratan y almacenan en los conocidos como panales para que ahí madure la miel.

La historia de la miel se remonta hasta hace más de 2000 años, pues ya en restos de excavaciones egipcias se han encontrado muestras de miel que incluso se habían conservado a la perfección. Tanto en dicha cultura como en la griega y la romana, la miel era considerada como un producto sagrado, símbolo del conocimiento y la sabiduría. Asimismo, se cree que también en varias pinturas rupestres hubo registros del uso de la miel.

miel líquida

Propiedades de la miel

Algunas de las principales propiedades medicinales y curativas de la miel son las siguientes:

  • Energética
  • Tonificante
  • Digestiva
  • Antibiótica
  • Relajante
  • Antiestrés
  • Laxante
  • Antioxidante
  • Prebiótica
  • Anticancerígena
  • Conservante
  • Antiinflamatoria
  • Antiséptica
  • Cicatrizante

La planta de la miel y sus partes

Como todos sabemos, la miel se extrae del néctar de las flores y son las abejas las que se encargan de darle parte de la forma que luego nos llega a nosotros del producto. No obstante, no todas las flores son capaces de producir el polen que necesitan las abejas, sino que únicamente lo hacen aquellas denominadas plantas melíferas. Podríamos decir, incluso, que estas plantas están adaptadas a las abejas, ya que existe una simbiosis entre ambos organismos al aprovecharse uno del otro.

En este sentido, las flores que producen miel suelen ser grandes y vistosas para que las abejas las localicen enseguida, así como también tienen olores específicos que las hacen detectables desde lejos. Además, cuentan con formas que favorecen que las abejas puedan acercarse a polinizarlas fácilmente y, al mismo tiempo, evitan que otros depredadores se le acerquen.

Ejemplos de estas flores son las amapolas, las azucenas, la lavanda, el hinojo, el romero, la rosa, la violeta, la zarzamora, el eucalipto o el espliego. De todas estas, y de muchas más, obtenemos miel actualmente.

¿Para qué sirve la miel? Usos y beneficios para la salud

Más allá de ser un endulzante exquisito tanto para bebidas como para todo tipo de postres (e incluso salsas y otros platos principales), la miel tiene otros muchos usos que no todos conocen y que le otorgaron ese estatus casi divino del que gozaba en la antigüedad. Ahora que vamos a conocer todo lo que la miel puede hacer por nosotros, quizá también le otorguemos pronto el mismo estatus que las civilizaciones de antaño. Estos son los beneficios que puede dar la miel a nuestra salud:

Uso de la miel para conciliar el sueño

Son muchos los usos que tiene la miel y que comparte con los de muchas plantas medicinales. No obstante, quizá en este aspecto sea única, pues no son muchos los condimentos y especias que sirven de forma tan efectiva como la miel para conciliar el sueño. Esto se debe a que la miel tiene glucógeno que, si lo ingerimos antes de dormir, se irá suministrando a nuestra sangre cuando el cerebro la necesite y le ayudará a relajarse.

Del mismo modo, el azúcar natural que contiene la miel segrega insulina de forma ligera y esto conlleva a que se segregue melatonina en nuestro organismo, la hormona que regula los estados de sueño y vigilia. Por eso nuestras abuelas siempre insistían en tomarnos un vaso con leche y miel antes de acostarnos. ¡Todo tiene sentido ahora!

Uso de la miel como antioxidante

Digamos adiós a los radicales libres y empecemos a abrazar el consumo de miel, porque varios estudios han resuelto que el alto contenido en ácidos fenólicos de la miel, y de enzimas como la glucosa oxidasa o la catalasa ejercen como antioxidante. Y, por tanto, ejercen como barrera contra los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro entre otros problemas.

A modo de consejo, os diremos que cuanto más natural sea la miel y menos procesada esté, más posibilidades tendremos de ver cómo sus efectos se magnifican y son todavía más efectivos. De hecho, es la que más se recomienda para preparar los remedios de los que os hablaremos después.

Miel pura y natural (Bosque y Prado, 1 kg)
  • Miel cruda y natural del hermoso campo de Lituania
  • Sin pasteurizar y sin filtrar, sin conservantes ni azúcares añadidos
  • Cosechado a principios de verano de 2018, principalmente de flores de frambuesa

Uso de la miel para mejorar la salud de nuestro cerebro

Uno de los aspectos que más preocupan al ser humano es el estado de su cerebro, y es muy difícil encargarse de que este siempre funcione correctamente. Para ello, el calcio en el cerebro es muy importante, pues es el responsable de originar la señal que se conduce de una neurona a otra para comunicar los mensajes a nuestro cerebro.

Se ha demostrado, en este sentido, que la miel natural ayuda a absorber el calcio y a que este se quede en nuestro cuerpo favoreciendo, de esta manera, que nuestro cerebro funcione en su mejor versión.

Uso de la miel para mejorar el estado de nuestra piel

Los desequilibrios hormonales que derivan en problemas de acné pueden tener un calmante muy efectivo en la miel debido a los efectos antimicrobianos y antibacterianos de la misma. Esto se debe a que la miel actúa en nuestra piel eliminando la humedad en la que los microbios se instalan para que después el acné se vea reflejado en nuestro rostro.

También, la miel reduce el pH de la piel y, gracias a esto, consigue que los microbios mueran. Asimismo, y gracias a la enzima glucosa oxidasa que citábamos anteriormente, cuando aplicamos miel en nuestros granitos se empieza a liberar peróxido de hidrógeno, muy similar al peróxido de benzoilo que tanto se usa en los tratamientos contra esta enfermedad cutánea.

Rebajas
Miel Mellarius packaging 6 variedades 250g -Total 1500 g
  • Surtido de mieles monoflorales y multifloral de España, con diferentes colores, aromas, sabores y...
  • Cada variedad posee sus características y propiedades particulares
  • Miel de excelente calidad

Uso de la miel para tratar el estreñimiento

Otra de las propiedades de la miel es la de poder ejercer como laxante gracias a su contenido en fructooligosacáridos que, aparte de tener una función energética (otra de las propiedades de la miel), se comportan de una manera que recuerda a cómo lo hace la fibra: aumentan el volumen de heces y originan gases que incrementan los movimientos peristálticos, es decir los movimientos del intestino. Es por eso que se dice que tiene una función laxante.

Además, la miel también sirve como alimento para las bacterias “buenas” de nuestra flora intestinal.

¿Cómo tomar miel? Los mejores remedios caseros

Al contrario de lo que ocurre con algunos condimentos o especias, que no a todo el mundo le gusta tomarlos solos, la ingesta de miel más común siempre suele ser pura, mediante cucharadas, o tomándola acompañada de algún bizcocho u otro alimento sobre el que podamos comérnosla. Pero para aprovechar al máximo todos los beneficios que tiene que ofrecernos hay otras maneras de usarla. Estos son algunos de los remedios caseros que podemos preparar con miel:

infusión de miel

Infusión de miel

Miel y limón, miel y jengibre, miel y canela, miel y vinagre de manzana… No podemos contar con los dedos de las manos la cantidad de ingredientes que pueden mezclarse con la miel para que sus beneficios sean todavía más efectivos para nuestra salud. Para que tengáis un ejemplo, os vamos a hablar de la infusión de miel y limón, muy efectiva para casos de indigestión y, sobre todo, para resfriados y enfermedades parecidas.

Para ello necesitamos una taza de miel (que son, aproximadamente, 335 gramos), el zumo de un limón, unos 10 gramos de ralladura de esta fruta y una taza de agua. Primero, añadimos la miel en una olla y la calentamos al baño maría durante unos diez minutos. Conforme se va calentando, le ponemos la ralladura y el zumo del limón. Cuando hayan pasado los diez minutos, retiramos del fuego, dejamos que repose y almacenamos esta mezcla en un frasco.

Para tomarla solo tendremos que diluir dos cucharadas de este alimento en el agua tibia e ingerir dos o tres tazas al día.

Mascarilla de miel

Para la piel grasa y, por tanto, la piel más propensa al acné, la miel puede ser un gran aliado, al igual que ocurre con varias plantas medicinales. En este caso necesitaremos mezclar la miel con ajo y limón, ambos grandes aliados de los remedios caseros, y también con yogurt natural.

La preparación es sencilla: machacamos bien un diente de ajo y después agregamos una cucharada de miel (cuanto más pura mejor) y otra cucharada de yogur natural. Cuando removamos y quede una pasta consistente, agregamos unas gotas de limón y nos pasamos esta mezcla por nuestro rostro. Dejamos que actúe diez minutos, que será más o menos cuando se seque el yogur, y entonces enjuagamos y aplicamos a poder ser crema hidratante después. Eso sí, ¡libre de aceites!

Otras plantas medicinales que no puedes perderte

Contraindicaciones de la miel

  • La miel no es apta para bebés ni niños menores de un año debido a que puede producir una bacteria llamada toxina botulínica.
  • Consumir miel en edades tempranas puede favorecer la aparición de alergias.
  • No se recomienda que los diabéticos coman miel, pues tiene un índice glucémico aun mayor que el del azúcar.
  • Una dieta alta en miel puede hacer que engordemos.
Miel y sus propiedades
5 (100%) 1 vote